Enamoradas de Jesús como Pablo de Tarso, el gran enamorado y apóstol de los gentiles

raHoy celebramos la fiesta de la conversión de San Pablo. Leyendo los Hechos de los apóstoles y todas sus cartas llegamos a comprender que fue un ser especialmente elegido por Dios para una gran misión, y que él SE ENAMORO PROFUNDAMENTE DE JESUCRISTO EL SEÑOR, llegando a decir que todo lo consideraba pérdida a causa del conocimiento de Cristo Jesús,  El Señor, por quien perdió todas las cosas y las tuvo por basura con tal de ganar a Cristo. O aquello de “Vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí”, tal llegó a ser la identificación con aquel que lo tumbó en el camino de Damasco encargándole la misión de la evangelización de los gentiles. “La gracia de Dios no ha sido estéril en mí” “su gracia es fuerte en mi debilidad” afirmaría con una amor tan fuerte que le llevó a entregar su vida por Jesús en Roma.

Hoy queremos recoger lo que este testigo de Jesús nos quiere enseñar y nos quiere regalar de amor a Jesús en el seguimiento, y de esa pasión grande en la misión que se le había confiado de evangelizar a los gentiles, de dar a conocer que los gentiles también son hijos de Dios y son partícipes de su Reino.

Recoger el testigo del grande y apasionado amor que Pablo tuvo por Jesús es una gracia que podemos recibir hoy por su intercesión. Nosotras también hemos sido elegidas por Jesús, miradas con un amor profundo y fiel, consagradas a El por el Espíritu para llevar hasta los confines de la tierra la Buena noticia del Evangelio. Para dar a conocer y amar a Jesús. Pero, sin duda, tenemos que alimentar, como Pablo alimentó, un gran amor por Jesús. No vivir más que por y para este gran amor, hacer de este amor carne de nuestra carne y vida de nuestra vida, apasionarnos por Jesucristo, Redentor de la humanidad, en cada instante de nuestra existencia. Hacer que este gran amor presida todos los acontecimientos  de nuestra vida, y hacerlo todo, ya vivamos ya muramos, por este amor de Jesucristo que da identidad a nuestra vocación, felicidad a nuestra vida y fecundidad a nuestra misión.

Nuestra vida no tiene sentido sin Jesucristo, nuestro gran amor y nuestra gran esperanza. Tiene que ser tan hondo y tan penetrante este amor que sintamos desde el fondo del corazón salir la misma confesión de amor que tuvo Pablo: Juzgo que todo es pérdida a causa del conocimiento de Cristo Jesús mi Señor por quien perdí todas las cosas. Jesús en el centro de nuestro corazón, de nuestros pensamientos, de nuestros sentimientos, de nuestros deseos, de nuestras esperanzas, de nuestras motivaciones. Que cada día que pasa sintamos que Jesús se posesiona de toda nuestra vida y de nuestros afectos más íntimos, para que, como Pablo, lleguemos a hacer experiencia de que “vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí”. Cristo en el centro de nuestro corazón, en lo más profundo de nuestra alma, en toda nuestra existencia, abarcando y cogiendo toda nuestra persona y lo más profundo, íntimo y esencial de nuestros afectos. 

Y para ello, y porque somos débiles, hagamos experiencia de lo que Jesús nos dice cotidianamente con su llamada, siempre renovada por su gran amor ¡te basta mi gracia! Desde nuestro pecado y pequeñez, como le pasaba a Pablo, podemos vivir con la certeza de que para alcanzar la meta nos basta su gracia, “porque la fuerza de Dios se manifiesta en la debilidad”.

Recojamos el regalo que este TESTIGO DEL EVANGELIO, ENAMORADO DE JESUS, NOS HACE HOY.  Un regalo para vivir la esencialidad del seguimiento de Jesús con pasión como lo más importante de nuestra vida. Un regalo para evangelizar a los pobres y para llevar los frutos de la redención hasta los confines de la tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s