Dejarnos conmover y ser agradecidas

El Evangelio de hoy nos habla de cómo Jesús se conmovía ante los males ajenos. Jesús pasaba por los caminos del mundo con el corazón humano de Dios. Fijos los ojos en todas las heridas de los seres humanos para poder remediarlas. Había recreado su sensibilidad en la humanidad de Dios Padre y con esta sensibilidad descubría el dolor de los hijos de Dios dispersos. Los gestos de humanidad que tiene Jesús en el Evangelio son preciosos y conmoventes ¡qué capacidad para ponerse en el lugar del otro y para responder a su necesidad! El Evangelio de Jesús es una escuela de humanidad. La vida del P. Fundador fue también una escuela de humanidad. Y así quería que la hermana mercedaria pasase por el mundo, derramando amor, bondad, consolación, perdón y misericordia sobre todos. “No dejar, decía él, ni un solo ser humano abandonado y sin…” no dejarlo sin amor, sin comprensión, sin atención, sin hacerle gustar la ternura del amor de Dios. No sé si nos hemos dado cuenta de la frase: NO DEJAR UN SOLO SER HUMANO SIN…Es de una radicalidad total en el amor, uno solo no puede quedar sin…

Jesús hoy en el Evangelio cura a 10 leprosos. Uno que no era del pueblo de Israel, era samaritano. Y ya sabemos que los judíos no se trataban con los samaritanos. Los samaritanos eran proscritos… Y sin embargo, Jesús lo cura, porque es un ser humano como los otros nueve que se acercan a él diciéndole…sí puedes, cúranos. Jesús se conmueve ante ellos porque la lepra era  una enfermedad que excluía y ponía a las personas en las fronteras de la vida. Los leprosos no podían convivir con los demás seres humanos, contaminaban el pueblo y las gentes. Pero en este relato, si bien llama mucho la atención la conmoción de Jesús y la curación que realiza, es la respuesta que los leprosos dan a Jesús lo que más nos hace pensar. Solo uno, y este samaritano, es decir, el proscrito… no el de la propia casa, tiene capacidad para volver y dar gracias a Jesús. Y Jesús, como ser humano, se queja de la ingratitud y le pregunta: y los otros nueve ¿dónde están? Y Jesús le dice a él con gran amor: Vete, tu fe te ha curado.

Este relato nos enseña hoy a tener un corazón que se conmueve… por todos, siempre, en todos los momentos. A pasar por el mundo con la mirada atenta de lo que les pasa a nuestros hermanos y de lo que nuestros hermanos necesitan de nosotros. Educar la sensibilidad humana en la que descansa la caridad de Dios para no dejar a ningún ser desprotegido es muy importante entre nosotras. Y nos enseña, sobre todo, a ser agradecidos, siempre, en todo momento, a todas las personas, en toda circunstancia, veinticuatro horas sobre veinticuatro. Hay personas por el mundo que nacieron para ser servidas y no para servir, y como si a ellas todo se les debiera… Somos personas recibidas. Todo lo que tenemos lo hemos recibido gratis. Y estamos llamadas a dar gratis todo lo recibido, porque así nos lo enseña Jesús a quien seguimos: Dad gratis lo que gratuitamente habéis recibido.

Dar gracias, agradecer, es el gesto más humilde de la caridad redentora porque significa que a la persona que tenemos en frente le consideramos humana, grande, entrañable, testigo del amor de Dios, gesto de misericordia y compasión, ternura que abraza. Las personas son tan grandes como la imagen que son y que simbolizan, tan grandes como su creador y señor.

Hermana mercedaria, el Evangelio de hoy nos pone en el camino de la compasión y del agradecimiento. Aprendamos esta bellísima página del Evangelio. Que Jesús al mirarnos a la cara pueda sentir todo el rubor de nuestro agradecimiento amoroso y lleno de misericordia. Que nuestros ojos rezumen dulzura y bondad hacia todos, sobre todo, a los que nos hacen el bien.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s