Hoy celebramos la fiesta de una gran mujer y de una maravillosa discípula del Crucificado: Santa Catalina de Siena

anigif santa catalina

Santa Catalina de Siena es una mujer y discípula en la que nos podemos mirar cada día para ser nosotras, también, mujeres y discípulas al servicio de una Iglesia en salida, como quiere el Papa Francisco.

Como mujer, fue una mujer con una inteligencia preclara, gran intuición, y una gran capacidad de aprendizaje. Una mujer con un corazón capaz de vivir apasionadamente, con una voluntad de hierro, con una gran libertad de acción y de entrega. Su dinamicidad, su creatividad, su capacidad de acción, su empeño por transformar aquello que en la Iglesia no funcionaba bien fue verdaderamente encomiable. Entregó su vida de mujer creyente en bien de la Iglesia y de su transformación.

Pero sobresale, sobre todo, por su

  • AMOR A JESUS CRUFICADO
  • AMOR A LA IGLESIA
  • AMOR A LA SANTISIMA TRINIDAD…

Su tratado de la Santísima Trinidad es bellísimo y revela la intimidad amorosa y amante que tuvo con el Señor. Un amor que le llevó a la configuración con El y a escribir preciosos tratados sobre este amor y su importancia en el camino de la vida espiritual, convirtiéndose en una verdadera maestra de espíritus. La Iglesia por estos tratados la declaró Doctora. Ha sido proclamada, también, copatrona de Europa.

Su amor a Jesucristo Crucificado le llevó a experiencias místicas muy profundas. Su amor a la Iglesia la condujo a una intrepidez sin medida y a buscar una Iglesia más auténtica,  luchando para que el Papa volviera de Avignon (Francia) a Roma. Su amor a la Stma. Trinidad, como ya hemos dicho, le hizo vivir una íntima comunión con el Dios RELACIÓN DE AMOR EN QUIEN CREEMOS.

Es una mujer en la que nos podemos mirar. El genio femenino, puesto al servicio del bien de la humanidad, como quería nuestro Fundador, al servicio de la Iglesia y de la causa del Evangelio puede logar metas impensables como ocurrió en Santa Catalina. Y, si además, vivimos un amor apasionado por el Crucificado y los crucificados -ella fue también providencia visible de los pobres-, habremos hecho realidad el sueño de nuestro Fundador, que nos quería mujeres intrépidas y creativas al servicio del Evangelio de la caridad y de la Iglesia, especialmente la Iglesia de los pobres.

 

¡Oh Eterno Dios! ¡On Trinidad Eterna! A través de la union de tu naturaleza Divina tu has hecho ¡tan! preciosa la Sangre de Tu unigénito Hijo. Oh Trinidad eterna, Tu eres un misterio tan profundo como el mar, en la cual, cuanto mas busco, mas encuentro; y cuanto mas encuentro, mas busco. Ya que yo, aun inmerso en Tus profundidades, my alma no se satisface, siempre con hambre por Ti, eterna Trinidad, deseasonte y queriendo verte, la Verdadera Luz.

On eterna Trinidad, con la luz de la comprehensión yo he saboreado y visto las profundidades de Tu misterio y la belleza de Tu creación. In viendome a mismo en Ti, yo he visto que seré como Ti. On Padre eterno, de Tu poder y Tu sabiduría Tu has claramente compartido conmigo tu sabiduría que pertenece a tu Unigénito Hijo. Y asimismo tambien lo ha hecho el Espíritu Santo, quien procede de Ti, Padre e Hijo, dándome el deseo de amarte..

Oh eterna Trinidad, Tu eres mi Criador y yo soy Tu creación. Illuminado por Ti, he aprendido que Tu me has hecho una nueva creación a través de la Sangre de tu Unigénito Hijo porque Tu eres cautivado por al amor y la belleza de Tu Creación.

Oh eterna Trinidad, Oh Divinidad, Oh abismo sin fin, Oh profundísimo mar, ¿que dones mas grandes que Tu ser mismo puedes darme? Tu eres un fuego que arde eternamente sin ser consumido, un fuego que consume con Tu calor mi amor propio. Una y otra vez Tu eres la llama que quita de mi mente toda la frialdad de corazón y me otorga Tu luz, la luz con la cual me has hecho conocer Tu verdad.

A través de esta luz reflejada yo se que Tu eres el maximo bien, un bien mas alto que todo bien, un bien afortunado, un bien incomprehensible, un bien inmensurable, una belleza mas allá de toda belleza, sabiduría mas alla de toda sabiduría, ya que Tu eres la sabirudría misma, el alimento de los ángeles, la llama del amor que Tu le has dado al hombre. Amén

Del Dialogo sobre la Divina Providencia, la Liturgía de las Horas, Oficina de Lecturas para su día de festejo, el 29 de Abril.
Dios Padre con las Santas Catalina de Siena y María Magdalena de Fra Bartolomeo; 1509; Museo Nazionale di Palazzo Mansi, Lucca, Italia; http://www.wga.hu
El Matrimonio Místico de Santa Catalina de Siena de Antonio Franchi (1638-1709); http://www.catholictradition.org
El éxtasis de Santa Catalina de Siena de Pompeo Batoni; 1734; Museo di Villa Guinigi, Lucca; Italia http://www.wga.hu
Santa Catalina de Siena (25 de marzo 1347, Siena – 29 de abril de 1380, Roma): Un terciaria de la Orden de Santo Domingo, y filósofa escolástica y teóloga que trabajó para traer el Papado a Roma desde Aviñón. Fue canonizada por el Papa Pío II en 1461 y más tarde la Iglesia la nombró Doctora de la Iglesia el 3 de octubre de 1970 por el Papa Pablo VI.
29 ó 30 de Abril – Santa Catalina de Siena – En diálogo amoroso con Dios – Doctor de la Iglesia – citas en esta página de Santa Catalina de Siena

 

¡Oh Eterno Dios! ¡On Trinidad Eterna! A través de la union de tu naturaleza Divina tu has hecho ¡tan! preciosa la Sangre de Tu unigénito Hijo. Oh Trinidad eterna, Tu eres un misterio tan profundo como el mar, en la cual, cuanto mas busco, mas encuentro; y cuanto mas encuentro, mas busco. Ya que yo, aun inmerso en Tus profundidades, my alma no se satisface, siempre con hambre por Ti, eterna Trinidad, deseasonte y queriendo verte, la Verdadera Luz.

On eterna Trinidad, con la luz de la comprehensión yo he saboreado y visto las profundidades de Tu misterio y la belleza de Tu creación. In viendome a mismo en Ti, yo he visto que seré como Ti. On Padre eterno, de Tu poder y Tu sabiduría Tu has claramente compartido conmigo tu sabiduría que pertenece a tu Unigénito Hijo. Y asimismo tambien lo ha hecho el Espíritu Santo, quien procede de Ti, Padre e Hijo, dándome el deseo de amarte..

Oh eterna Trinidad, Tu eres mi Criador y yo soy Tu creación. Illuminado por Ti, he aprendido que Tu me has hecho una nueva creación a través de la Sangre de tu Unigénito Hijo porque Tu eres cautivado por al amor y la belleza de Tu Creación.

Oh eterna Trinidad, Oh Divinidad, Oh abismo sin fin, Oh profundísimo mar, ¿que dones mas grandes que Tu ser mismo puedes darme? Tu eres un fuego que arde eternamente sin ser consumido, un fuego que consume con Tu calor mi amor propio. Una y otra vez Tu eres la llama que quita de mi mente toda la frialdad de corazón y me otorga Tu luz, la luz con la cual me has hecho conocer Tu verdad.

A través de esta luz reflejada yo se que Tu eres el maximo bien, un bien mas alto que todo bien, un bien afortunado, un bien incomprehensible, un bien inmensurable, una belleza mas allá de toda belleza, sabiduría mas alla de toda sabiduría, ya que Tu eres la sabirudría misma, el alimento de los ángeles, la llama del amor que Tu le has dado al hombre. Amén

Del Dialogo sobre la Divina Providencia, la Liturgía de las Horas, Oficina de Lecturas para su día de festejo, el 29 de Abril.

¡Oh Eterno Dios! ¡On Trinidad Eterna! A través de la union de tu naturaleza Divina tu has hecho ¡tan! preciosa la Sangre de Tu unigénito Hijo. Oh Trinidad eterna, Tu eres un misterio tan profundo como el mar, en la cual, cuanto mas busco, mas encuentro; y cuanto mas encuentro, mas busco. Ya que yo, aun inmerso en Tus profundidades, my alma no se satisface, siempre con hambre por Ti, eterna Trinidad, deseasonte y queriendo verte, la Verdadera Luz.

On eterna Trinidad, con la luz de la comprehensión yo he saboreado y visto las profundidades de Tu misterio y la belleza de Tu creación. In viendome a mismo en Ti, yo he visto que seré como Ti. On Padre eterno, de Tu poder y Tu sabiduría Tu has claramente compartido conmigo tu sabiduría que pertenece a tu Unigénito Hijo. Y asimismo tambien lo ha hecho el Espíritu Santo, quien procede de Ti, Padre e Hijo, dándome el deseo de amarte..

Oh eterna Trinidad, Tu eres mi Criador y yo soy Tu creación. Illuminado por Ti, he aprendido que Tu me has hecho una nueva creación a través de la Sangre de tu Unigénito Hijo porque Tu eres cautivado por al amor y la belleza de Tu Creación.

Oh eterna Trinidad, Oh Divinidad, Oh abismo sin fin, Oh profundísimo mar, ¿que dones mas grandes que Tu ser mismo puedes darme? Tu eres un fuego que arde eternamente sin ser consumido, un fuego que consume con Tu calor mi amor propio. Una y otra vez Tu eres la llama que quita de mi mente toda la frialdad de corazón y me otorga Tu luz, la luz con la cual me has hecho conocer Tu verdad.

A través de esta luz reflejada yo se que Tu eres el maximo bien, un bien mas alto que todo bien, un bien afortunado, un bien incomprehensible, un bien inmensurable, una belleza mas allá de toda belleza, sabiduría mas alla de toda sabiduría, ya que Tu eres la sabirudría misma, el alimento de los ángeles, la llama del amor que Tu le has dado al hombre. Amén

Del Dialogo sobre la Divina Providencia, la Liturgía de las Horas, Oficina de Lecturas para su día de festejo, el 29 de Abril.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s