Qué consolador es pensar que “El Señor está cerca defendiendo nuestra vida”

Es una experiencia fundante de la fe el saber que el Señor está cerca defendiendo nuestra vida y nuestra persona de las fuerzas del mal. Porque las fuerzas del mal existen, tanto interiormente como exteriormente. Pero no podrán con nosotras porque “EL SEÑOR ESTA CERCA COMO FUERTE SOLADADO”, dice Jeremías. Está cerca como Padre providente para liberarnos del mal y para defendernos de los poderes que quieren destruir nuestra vida. De hecho, la misma lectura termina invitándonos a cantar al Señor y a alabarlo porque libró la vida del pobre de manos de los impíos. Activar en nosotras las certezas de la fe es importante. Es verdad, nos decimos al corazón, MI DIOS ESTA CERCA… ES EL DIOS FIEL Y CERCANO QUE JAMAS SE SEPARA DE MÍ NI DEJA ABANDONADA MI VIDA.

Sentir a Dios cerca, dejar que esté cerca, experimentarlo cerca, vivir cerca de Él, no apartarnos de Él, vivir pegadas a Él será el escudo de nuestra fe y la fuerza de nuestra caridad. Solamente pegadas a Dios podemos experimentar lo que experimentaba Jesús cuando decía: “El Padre está conmigo y me ama”. Jesús, Hijo predilecto del Padre, vive en total unión con su Padre el proyecto de salvación que le encargó realizar. El Padre es para Jesús el REFERENTE POR EXCELENCIA, EL CERCANO Y EL FIEL en su amor que nunca le deja solo, sino que sale fiador por Él ante todos los avatares de la vida.

Ojalá que nosotras supiéramos defender ante todos y ante todo, como hace Jesús, que el Padre es nuestro referente, como lo era para Jeremías y para Jesús, y testimoniásemos con nuestras obras que vivimos pegadas a Él constantemente como la única razón fundante de nuestra vida y vocación. El Padre nos revela en su cercanía absoluta, que somos importantes para Él. Que permanecer en su radical cercanía es el camino más seguro de nuestra felicidad personal. Pero, ¡cuántas veces nos apartamos de este Dios que es baluarte, roca, escudo, fortaleza, llamada de amor, liberación de todas las fuerzas del mal que nos acechan, garantía de seguridad, fuente de felicidad…!

Ojala que hoy, en este camino de cuaresma que estamos haciendo, podamos sentir al Padre más cerca que nunca, con una cercanía que escancie nuestro corazón en el amor, la fidelidad, la serenidad, el gozo, la paz, el perdón, la restauración interior… la certeza de que NO HAY NADIE COMO EL, NI DE QUE NADIE NOS AMA COMO EL, NI DE QUE NADIE NOS VA A DAR LA FELICIDAD QUE BUSCAMOS FUERA DE EL

Hermana mercedaria, DEJA A DIOS PADRE LA CERCANÍA TOTAL Y ABSOLUTA QUE NECESITA TU CORAZON PARA SABER QUE TU LIBERACIÓN Y REDENCIÓN ESTÁN EN EL AMOR FIEL Y CERCANO DE ESTE PADRE QUE TE AMA. Con amor eterno te he amado, dice el Señor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s