Que la Palabra de Dios fecunde hoy nuestra vida de hermanas mercedarias de la caridad…

Qué corta, pero que bella la primera lectura de la misa de hoy sobre “la palabra de Dios”

10Porque como descienden de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelven allá sino que riegan la tierra, haciéndola producir y germinar, dando semilla al sembrador y pan al que come, 11así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié. (Isaías 55, 10-11)

Qué profunda alegría pensar que la Palabra que hoy Dios nuestro Padre ha pronunciado sobre nuestro corazón y en nuestra vida, la fecundará y cumplirá en nosotras su voluntad y el propósito para lo que la envió.

La Palabra de Dios es:

  • salvadora
  • liberadora
  • redentora
  • realiza y promueve la vida
  • realiza y fecunda nuestra vocación
  • escancia el corazón dejándolo colgado de los deseos de Dios
  • es luz en el camino de nuestra vida
  • nos restaura desde dentro y para siempre, es espacio de perdón
  • es torrente de gracia
  • es fuente inagotable de caridad
  • nos desvela la entraña más personal de Dios
  • nos hace hijos y hermanos en su amor
  • es dulce como la miel
  • alegra el corazón y da paz  a la vida, en ella descansa el ama
  • nos hace pueblo de Dios, alianza eterna de amor
  • nos abra a la esperanza, en ella están los secretos de la verdadera vida
  • nos regala constantemente semillas de resurrección
  • (y tantas cosas más)

Tú misma, hermana mercedaria, que has hecho experiencia de “las maravillas que encierra esta Palabra” alarga esta lista de felices noticias de la Palabra de Dios Y ABRETE A ELLA COMO COMPROMISO CREYENTE DE CONVERSION.  Y comunica a tus hermanas esta experiencia. En el contexto de la cuaresma y en el día de hoy, esta Palabra nos ha revelado a Dios como Padre y nos ha regalado la oración del Padre nuestro, para que todos nos sintamos hermanos en Él y alimentemos nuestra vida espiritual con esta sencilla oración que nos congrega como comunidad orante y pascual que eleve a Dios cada día su plegaria desde el “nosotros”.

NO DEJES DE ABRIR TU VIDA COTIDIANAMENTE A LA PALABRA SI QUIERES SER REALMENTE FELIZ Y SENTIRTE REALIZADA. TU DIGNIDAD ORIGINAL DE PERSONA Y DE HIJA SE REVELA EN ESTA PALABRA…

Miel1

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s