Seamos alegría y esperanza, luz para las personas y las gentes de nuestro pueblo

 

Haga clic aquí para ver el vídeo “vida consagrada”

www-kizoa-com_collage_2017-01-27_12-25-34Vivimos y expresamos nuestra consagración religiosa en el seguimiento de Jesucristo Redentor, viviendo su proyecto, estilo de vida y misión con una dedicación plena y universal.

Esta consagración se expresa en:

  • la centralidad de nuestro amor a Jesucristo y por él a toda la humanidad
  • la totalidad en la entrega
  • la gratuidad en el servicio
  • nuevas formas de relación con las personas, con la sociedad y con el cosmos (Const. 11)

TALLER PARA NUESTRAS COMUNIDADES

El Papa nos está pidiendo constantemente que nos liberemos del pecado de la AUTORREFERENCIALIDAD…Lo pide a toda la Iglesia, pero especialmente a los que hemos hecho una profesión religiosa queriendo seguir a Jesús, realizar su proyecto de Reino en nuestra historia, vivir su estilo de vida y su misión. Nosotras, hermanas mercedarias de la caridad estamos invitadas a esta conversión

  • a salir de nosotras mismas
  • a peregrinar desde nuestro yo, nuestros intereses y nuestras propio querer e interés hacia la persona de Jesús y hacia las fronteras del mundo;
  • a movernos por los intereses de Dios, de las personas, de los pobres, de los demás, de la Iglesia…

En la celebración del día de la vida consagrada de este año se nos pide ser testigos de la alegría y la esperanza para todos. La Buena noticia es fuente de alegría. La consagración a Dios es un manantial de alegría para quienes la viven con sentido y esencialidad. Y la esperanza está el corazón iluminado de los que aman, de los que se entregan, de los que hacen de su vida un espacio de relación creyente y de ayuda mutua, de los que sabiendo que han hecho una opción de vida por pertenecer a Dios y para curar las llagas de la humanidad, se entregan a los demás sin mirarse a sí mismos, haciendo como dicen nuestras Constituciones un camino de esperanza con todos, especialmente con los pobres y olvidados.

Se trata de SALIR DE NOSOTRAS MISMAS HACIA LA LUZ RESPLANDECIENTE DE JESUS, DEL EVANGELIO, DE LAS BIENAVENTURANZAS… Y HACIA LA LUZ QUE IRRADIA LA PROCLAMACIÓN DE LA BUENA NOTICIA HASTA LOS CONFINES DE LA TIERRA. HACIA LA LUZ QUE  BROTA DE LOS QUE BUSCAN A DIOS… HACIA LA LUZ DE LAS FRONTERAS DE LA TIERRA en donde están los pobres, los humillados, los arrinconados, los que no cuentan. Precisamente en esa frontera, dicen los que la visitan, estás las mejores sonrisas del mundo y lo más genuino de la alegría y de la esperanza. Ellos son los despojados del yo que sin quererlo ni proclamarlo reflejan el rostro de un Dios que se parcializa y cuida de ellos.

La pregunta para discernir personalmente y en comunidad es:

¿Hemos escuchado la voz del Papa que nos llama a “salir” de nosotras mismas, de nuestros “egos” para colaborar en el proyecto de vida de Jesús? La respuesta a esta pregunta puede ser el inicio de un camino de conversión en nuestra propia consagración.

¿O el proyecto que existe en mi vida es el mío propio? Si es así, el mismo Jesús nos dice: Quien entregue su vida por mí y por el Evangelio la ganará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s