Cuidar vidas inocentes es uno de los desafíos de nuestra misión, impulsadas por una espiritualidad que nos conduce a custodiar la vida y a recrearla donde no exista

www-kizoa-com_collage_2016-12-28_09-35-26Hoy también existen niños inocentes que mueren a causa de los poderes fácticos, que se ensañan especialmente con la vida vulnerable de muchos seres humanos. Como hermanas mercedarias de la caridad, impulsadas siempre por una espiritualidad que nos lleva a custodiar la vida y a recrearla donde no exista, como dicen nuestras Constituciones, no podremos dormir tranquilas mientras haya 33 millones de niños sin hogar y emigrantes por los desiertos del desamor del mundo. Tiene que inquietarnos la situación de los más pequeños del Reino.

Celebrar la fiesta de los santos inocentes, que vertieron su sangre poniendo los fundamentos de nuestra fe, y celebrar a Jesús en su huida a Egipto como un emigrante más, es celebrar unas condiciones de vida que eviten, en lo que de nosotras dependa, que los más vulnerables sean conducidos a las marginalidad y a la pobreza existencial. Es querer celebrar la vida rescatando a los niños del mundo de estos poderes humanos destructores y destructivos que juegan con la vida humana como si de una pelota se tratase. Es llegar a vivir la inocencia radical de la fe que no nos dejará tranquilas mientras haya un solo dolor que curar, una lágrima que enjugar, una necesidad a la que atender, sobre todo en los más pequeños, en los que Jesús puso sus ojos y los presentó como la quintaesencia del Reino que había venido a anunciar.

Queremos comprometernos, desde donde estamos y con lo que hacemos, a no dejar que ninguno de los derechos de los menores sea vulnerado en nuestra presencia ¡ni uno solo de sus derechos! La vida humana es sagrada, y lo es sobre todo en los niños, víctimas inocentes del poder y del dinero que conduce muchos destinos de la vida humana de este comienzo de milenio.

Estoy segura que el dolor de Raquel, que llora a sus hijos porque ya no existen, golpea también hoy el corazón de Dios.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s