El que pierda la vida por mí y por el evangelio la ganará

Jesús, amando entrañablemente al Padre y a los seres humanos, nos ha dejado la prueba más grande de su amor entregando su vida sin que nadie se la pidiera. Lo dice él mismo en el Evangelio de Juan: Nadie me quita la vida, yo la entrego libremente (Jn 10,18). Hoy en el Evangelio encontramos esta… Sigue leyendo El que pierda la vida por mí y por el evangelio la ganará

Saludaos con el beso santo…

La lectura de este día ha despertado en mí toda la espiritualidad relacional de nuestro carisma. He gozado enormemente al leer repetidas veces en Pablo, y orarlo posteriormente, la importancia que tiene el saludo. Hasta nueve veces se pronuncia esta palabra en la primera lectura de hoy. Saluda, saludad, saludaos entre vosotros con el beso… Sigue leyendo Saludaos con el beso santo…